24 de marzo de 2007

VALPARAISO, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.





Reseña Historica:
La Bahía de Valparaíso estaba en un principio habitada por los nativos changos, los que eran eximios pescadores. Ellos utilizaban balsas de cuero de lobo marino infladas que unían con fuertes ligaduras y sostenidas con tablillas de madera.

El primer contacto europeo con estas tierras fue en 1536, cuando el adelantado de las tropas de Diego de Almagro, el Conquense Juan de Saavedra con un pelotón de sus hombres ubicó en su rada a la nave "Santiaguillo" y en recuerdo de su pueblo natal de Valparaíso de Arriba, denominó a aquella bahía como Valparaíso.

En 1544 Pedro de Valdivia le confirmó su nombre definiéndola como "Puerto Natural de Santiago de Nueva Extremadura". En 1559 comenzó a delinearse un esbozo de ciudad partiendo de una pequeña Capilla construida en el actual emplazamiento de la Iglesia de La Matriz. Antes de eso, sólo fue lugar de arribo para naves procedentes del Virreinato del Perú. Desde 1559 hasta 1615, corsarios y piratas ingleses y holandeses tales como Sir Francis Drake, Thomas Cavendish, Richard Hawkins, Oliver Van Noort y Joris van Spielbergen saquearon Valparaíso, apropiándose del oro enviado del Perú. Fue por esto que el Gobernador del Reino de Chile, Martín García Óñez de Loyola, inició en 1594 la construcción del primer reducto fortificado colonial llamado el “Castillo Viejo”, al pie del cerro Artillería. Luego se ordenó la creación del Corregimiento de Valparaíso y en 1682 se le declaró "Plaza Militar" con varias fortalezas, como el “Castillo San José” en el cerro Cordillera, donde residía el gobernador de la Plaza.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII las exportaciones desde el puerto se incrementaron, destacándose productos tales como vino, sebo, cueros y quesos que se enviaban al Perú. La importancia que adquirió el puerto también se debió a la llegada de navíos desde la metrópoli. La mayor actividad se presentaba en verano hasta otoño y en invierno se cerraba por el frecuente mal tiempo. Ya en 1730 existían unas 100 casas y 4 iglesias. En 1789 y 1791 se constituyó un Cabildo, que en 1802 logró del Rey Carlos IV la Real Cédula que concedía a Valparaíso el título de “Ciudad de Nuestra Señora de las Mercedes de Puerto Claro”.

A partir del siglo XIX arriban a Valparaíso inmigrantes de naciones mercantiles como Alemania, Inglaterra, Francia y Estados Unidos, atraídos por el comercio y las oportunidades del mayor puerto de hemisferio sur, quienes construyeron elegantes y modernos edificios, basados en el neoclásico. John Brown, arquitecto estadounidense, construye el edificio de la Aduana; Lucien Henault, arquitecto francés, edifica la iglesia de los Padres Franceses y Otto Anwandter, arquitecto hijo de alemanes, construye la fabrica de chocolates Hucke. En 1858 se inaugura la Iglesia Saint Paul's (de la Iglesia de Inglaterra).

El 31 de marzo de 1866 el puerto fue bombardeado en el margen de la Guerra contra España, lo que ocurrió por órdenes de la reina Isabel II de Borbón. A partir de la Independencia y de la Libertad de Comercio, Valparaíso fue declarado como puerto franco, convirtiéndose en escala obligada de las rutas marítimas que venían a las costas e islas del Pacífico desde el Atlántico, sea vía Estrecho de Magallanes o vía Cabo de Hornos.

El puerto de Valparaíso es el más emblemático e importante del país. A él llegan numerosos trasatlánticos en la época de verano. Además, es el puerto base de la Armada de Chile. Allí están atracados los buques y submarinos de guerra más importantes de la nación, un buque "Sociber" para la reparación de éstos, muchos pequeños botes pesqueros, buques mercantes y pesqueros de gran tamaño, entre otros. Será testigo de la "revista" de las unidades de la Armada para el Bicentenario de Chile en el 2010.



Barrio Tradicional de Valparaiso.

Vista Panoramica del Puerto.

La Sebastiana: Museo Historico, Casa de Pablo Neruda.
Universidad Tecnica Federico Santa María.




Ascensores de Valparaiso.